Hay niños que comen poco ¿Cómo saber si tu hijo es uno de ellos?

Actualizado: nov 7

Te esmeras preparando los alimentos en tu casa: balanceados, sazonados, variados y buenas porciones, pero no importa si es desayuno, almuerzo o cena, tus hijos siempre dejan algo y no se comen todo lo que serviste. ¿Te frustra? Pero sobre todo ¿sientes que no se está alimentando bien?

Foto: Pexels (AMSW Photography -Alisha Smith Watkins).

¡Calma! Es mi primer consejo.

Segundo, presta atención a estas recomendaciones y guías. ¡Sí hay solución!


Afuera el primer mito: no está mal que los niños no se coman todo. Seguramente más de una vez en un restaurante has pedido para llevar, porque no alcanzaste a comer todo tu plato, aunque estuviera delicioso. Entonces, ni tus hijos ni tú, son culpables de que en el plato quede comida.


¡Pero ojo! Si esto ocurre durante varios días, notas apatía, desgano, diarrea, vómito, fiebre, que no sube de peso y talla durante un tiempo, entonces acude al nutricionista o pediatra, porque hay algo que corregir y atender rápido.


A mí, a mis hijos, a ti y a los tuyos no siempre nos provoca lo mismo y eso es normal. Recuerda que no todos, pero sí muchos de los sabores de su preferencia, se los heredaste cuando estuvo en tu vientre a través del líquido amniótico. Aprovecha esta oportunidad para ir descubriendo qué alimentos prefiere sobre otros. ¿Ves? Ustedes son un equipo y juntos pueden vencer estos obstáculos.


El momento de la comida debería durar en promedio 20 minutos, pero relájate porque podría ser más o menos de esa cantidad de tiempo; ya que comer implica, entre otras cosas, experimentar con los alimentos, con lo que se incentiva mucho el aprendizaje y se estimulan varios sentidos al mismo tiempo.


Foto: Freepik (bearfotos).

En la página 39 de mi libro Nutrición con Sentido justamente te cuent