Estreñimiento: resolvamos esta incomodidad para los niños

Actualizado: nov 7

Primero es muy importante que no confundas estreñimiento con la cantidad de veces que se produce una evacuación; porque esta es netamente una retención anormal de materia fecal, que cuesta ser expulsada y que cuando sale genera incomodidad, dolor o incluso sangrado, debido a que se endurece y seca por estar mucho tiempo en la última pare del intestino grueso.


Foto: Pixabay.

Un bebé alimentado únicamente a base de leche materna, hace muchas veces popis y es normal, pero esta frecuencia cambia después del mes y las evacuaciones se vuelven más distantes sin generar incomodidad. Hay niños que pasan hasta 10 o 15 días sin expulsar heces y no manifiestan incomodidad.


A los seis meses cuando se inicia la alimentación complementaria, la frecuencia y consistencia cambian, así que no te alarmes, a menos que notes signos anormales.


Al llegar al año suelen aumentar las consultas de los padres por estreñimiento, pero el 95% de los casos depende puramente de los hábitos de alimentación que lleve el pequeño.


Luego de los dos años, se suele notar otro cambio claro en la frecuencia, sobre todo por el hecho de empezar a dejar de usar pañales y controlar esfínteres. Es posible que esto genere miedo, incomodidad y asco en los niños, lo que los lleva a retener las heces naturalmente o por voluntad propia, por lo que desde la parte conductual recomiendo trabajarlo mucho.


Entonces ¿qué debo controlar para evitar el estreñimiento?