Comer saludable es costoso

Actualizado: nov 7

Esta es una frase que he escuchado muchas veces y siempre reflexiono sobre ella, porque definir algo costoso es tan relativo como qué tan caliente me gusta el mate o qué tan caliente te gusta a ti el café. Lo que sí es un hecho y lo celebro 👏🏽 es que cada vez más personas están eligiendo alternativas saludables para su alimentación.



La encuesta ‘State of Snaking’ que realizó Mondelez International y The Harris Poll, muestran que 46 % personas de diferentes partes del mundo aumentaron el consumo de snacks y que seis de cada 10 empezaron a consumirlos más, por cuenta del trabajo en casa en medio de la pandemia.


Mira mi entrevista en El Tiempo: los snacks no ya no son los malos del paseo


Ha sido un camino largo para llegar a resultados como los que muestran estudios de este tipo, que además refleja que 57 % está comiendo meriendas con más consciencia, 68 % tiene más control sobre el tamaño de las porciones y 64 % es más cuidadoso con lo que su cuerpo necesita.


El hecho de que cada vez más personas elijan alternativas saludables, nos dice por un lado que no es realmente tan caro y segundo, que no es tan complicado; especialmente si lo ponemos en estos términos:


"Todo lo que ahorras en nutrición,

lo gastarás después en medicación".

@nutrillermo