Me comí un alimento con hongos ¿Y ahora qué hago?

Actualizado: nov 7

Sin darte cuenta mordiste una fruta, pan o galleta y al darle la vuelta 🤢 te percataste que tenía hongos, conocidos también como moho. ¿Te induces el vómito, vas por un laxante? ¿O le quitas esa parte y te comes el resto? Te voy a aclarar qué hacer de forma segura, pero desde la óptica de nutrición.


Foto: Freepik (pvproductions).

Regla de oro

Si el moho ya viene con el producto, entones es seguro, pero si nace en el alimento y antes no lo tenía, lo mejor es desecharlo, especialmente si ya se superó la fecha de vencimiento, porque puede ser la clara señal de que está descompuesto. No importa si es solo una sección del producto.


Por ejemplo, algunos alimentos que ya traen hongos y son seguros consumirlos: queso azul, yogurt, vinos, entre otros. No es tan fácil que veas nacer moho en ellos como signo de descomposición.

Foto: Pexels (Anna Nekrashevich).
El moho es una capa aterciopelada que crece en forma de filamentos en los alimentos, que al tocarlo desprende una especie de polvo (las esporas) y que pertenece al género Fungi, es decir, son hongos.

Hay más de 300.000 especies de hongos y algunos son aptos para consumo humano.


De hecho, en algunos alimentos los mohos participan en el proceso de elaboración, llevando a cabo procesos de fermentación (en el tempeh o en la salsa de soja) o en la elaboración de vinos.